Suspensión del «Taralillo» 2020

La Junta de Gobierno se ve obligada a suspender la celebración de «El Taralillo».

Desde la Junta de Gobierno se tenía previsto celebrar el próximo sábado 1 de agosto la celebración del tradicional «Taralillo». Lejos de la planificación realizada por los miembros de la Junta, se ha tenido que suspender.

Tras estudiar la viabilidad de su celebración y habiendo ya planteado algunas modificaciones, finalmente se ha de suspender dicha celebración siguiendo las indicaciones remitidas por la Sra. Alcaldesa. Podéis encontrar más información tanto en el Comunicado Oficial de la Junta de Gobierno, como en la carta remitida desde la Alcaldía y que podéis leer aquí:

No obstante, la Junta de Gobierno no deja de trabajar. Ya se están planteando futuros actos para el mes de Septiembre, donde Nuestra Señora del Remolino presidirá la Parroquia para la celebración de la Primera Comunión de nuestros pequeños molareños. Durante ese mes, un mes muy mariano, se celebrarán distintos actos que próximamente serán comunicados.

Como consecuencia de esta suspensión, la Sagrada Imagen de Nuestra Señora del Remolino seguirá en nuestro pueblo durante el mes de agosto.

En este año tan especial, con unas circunstancias tan complicadas, sólo nos queda pedir a Nuestra Señora del Remolino que siga velando por sus hijos y que nuestros ruegos queden entrelazados en sus rizos.

¡VIVA LA VIRGEN DEL REMOLINO!

Retirado el Retablo Antiguo de la Ermita

Tras la retirada del Retablo han aparecido una serie de daños estructurales que habrá que estudiar.
El Retablo, tras su restauración y mejora, se reubicará en la Iglesia Parroquial para acoger la Imagen de nuestro Sagrado Titular, el Santísimo Cristo de la Resurrección y la Vida Eterna.


El pasado viernes, 5 de junio, técnicos de los Talleres de Arte Sacro Salmerón procedieron a la retirada del retablo actual de la Ermita de Ntra. Sra. del Remolino, con el fin de continuar las obras de reparación y rehabilitación previstas.

Cuando hace 2 años la Junta de Gobierno procedió a realizar unas pequeñas reparaciones y mejoras en el templo, con motivo del 60 aniversario de la construcción y consagración de la Ermita, ya se pudo comprobar como había problemas de grietas y humedades tras el retablo. También se pudieron observar dificultades de asentamiento del suelo del altar que en algunas partes se estaba hundiendo. Si bien es cierto que en 1984 se procedió a realizar una importante obra de recalce y refuerzo de la cimentación de la Ermita. Pero al no retirarse en su momento el retablo de su ubicación para la culminación de estas obras, el muro testero del templo no quedó igual de reforzado que el resto del edificio. Deberían haberse “abrazado” esas paredes con zunchos y recalces de hormigón que evitaran que se desplazara, por las condiciones del subsuelo en el que se haya la ermita. Recordamos que este subsuelo es de tipo arcilloso expansivo.

Estos daños junto con los de acumulación de humedad por condensación son los que hemos ido estudiando en los últimos años. El análisis de los mismos nos ha llevado a tomar la decisión de proceder a la reparación del templo y adelantar el retablo de su ubicación, para conseguir una mejor ventilación y evitar las humedades en la hornacina de la Virgen. Dichas humedades no sólo afectaban al retablo sino también a la Sagrada Imagen de Ntra. Sra. del Remolino.

La decisión ha sido tomada entre las últimas cuatro Asambleas Generales celebradas por la Hermandad. En dichas Asambleas se ha informado a través de informes, presupuestos y detalles al respecto estableciéndose tanto los plazos, como forma de financiación, proyecto a ejecutar del retablo, etc… Siendo finalmente aprobado todo ello por la Asamblea General.

Estado actual de la Ermita y mejoras

El suelo del altar estaba hundido en el escalón que había entre la mesa del altar y el retablo. Esto nos hacia pensar que estaba habiendo algún problema en el firme del Templo. Se ha procedido a retirar el suelo de plaqueta porcelánica del presbiterio, ya desgastada y rota en algunas partes a causa del hundimiento del suelo. Se va acometer la obra de afianzamiento y compactación del firme. Se procederá a poner drenajes en el suelo para evitar las humedades. Para ello se harán unos zunchos o encofrados que “abracen” reforzando los recalces y paramentos de la zona del presbiterio de la Ermita, aumentando su solidez. Una vez solucionados estos problemas, se procederá a solar el suelo con losas de granito pulido en dos tonos.

Al retirar el pasado viernes, 5 de junio, el retablo, se pudo comprobar cómo la humedad y los problemas antes comentados eran mayores de lo que esperábamos.

Por un lado, parte de las maderas estructurales del retablo estaban podridas a causa de la humedad a la que ha estado expuesto el retablo durante casi 50 años. Además de la mala calidad del mismo. Esto hizo que se facilitara mucho la retirada del mismo, que se mantenía en pie gracias a unos vientos de alambre que sujetaban la estructura. Además de que el peso del retablo era soportado por la hornacina de la Virgen, que era de obra.
Dentro de la hornacina, una vez retirada la tela granate decorativa, se pudo ver como la misma estaba llena de moho y zonas aún húmedas. Esto era debido a que en parte dicha hornacina estaba embutida en la propia pared testera de la Ermita. Las características de esta pared, así como, su calidad constructiva hacían que se filtrase humedad directamente del paramento.

Por otro lado, aparecieron unas grietas bastante grandes detrás del retablo. Anteriormente, y de forma preventiva, ya las habíamos vendado y tapado en la parte de la bóveda cuando procedimos a pintar y reparar la Ermita hace 2 años. Pese a ello estas grietas continuaban detrás del retablo, al ser una zona a la que en su momento no pudimos acceder como nos hubiera gustado. Estas grietas son más grandes de lo que esperábamos. Para ello vamos a proceder a estudiarlas con técnicos especializados, con el fin de dar la mejor solución posible siguiendo siempre las indicaciones de dichos técnicos.

Finalmente nos hemos encontrado con una instalación eléctrica más que deficiente detrás del propio retablo. Tal es así, que podría haber causado un accidente irreparable, si alguno de los cables llega a producir algún cortocircuito provocando un incendio en el retablo. Esta instalación será sustituida acorde a la normativa vigente, dotando de mayor seguridad a la Ermita.

El Retablo retirado tendrá un nuevo emplazamiento

El retablo que se ha retirado, tal como se acordó en la Asamblea General de Hermanos, será restaurado y adaptado para acoger la imagen de Nuestro Sagrado Titular, el Santísimo Cristo de la Resurrección y la Vida Eterna. Se instalará en la Iglesia Parroquial una vez concluidos los trabajos de restauración, adaptación y mejora del mismo.

Os ponemos unas fotos del desmontaje del retablo y estado actual de la ermita y los paramentos tras la retirada el retablo.

Llega Mayo, llegan los Cultos 2020

Orla de Cultos 2020

Inmersos ya en el mes de mayo de este año tan distinto, desde la Junta de Gobierno se hace público el anuncio de los Cultos de este 2020. Se celebrarán todos de forma virtual a través de las redes sociales de la Hermandad y del Canal de Youtube de la Parroquia. La decisión se ha tomado de esta forma con el fin de preservar la seguridad de los molareños y ajustarnos a la normativa vigente de las fases de la desescalada. Serán, no cabe duda, unos cultos distintos pero que permitirán que la Virgen del Remolino llegue a todos los hogares molareños. Recuerda participar de todos los actos, nuestra Virgen está más que nunca con nosotros.

El Grupo Joven estrena logo

Nuevo logo obra de NHD Iván Martín

La semana pasada nuestro hermano D. Iván Martín presentaba la semana pasada en nuestras redes sociales el logo que ha diseñado para nuestro Grupo Joven. De esta forma se le da mayor prestancia a este grupo de jóvenes hermanos de Ntra. Sra. del Remolino. Todas sus actividades ahora tendrán una imagen común y simbólica dentro de la Hermandad.

El autor explica que el logo representa el niño de la Virgen del Remolino «el niño más bonito de El Molar». Lo dibuja con trazos muy simples y limpios que no representan de forma fideligna a la imagen, sino evocándola. Sobre el niño se cruza la banda de Carlos III en color celeste, color de la Hermandad. La imagen se ve salpicada del color oro para las potencias y el orbe, dando así mayor importancia visual a estos elementos que representan la Divinidad del Niño Jesús. Para cerrar la composición se encuentra la leyenda: «Grupo Joven». Las iniciales en color oro y con una tipografía más clásica y solemne. El resto de la leyenda en color celeste y una tipografía más juvenil de estilo caligráfico.